Métodos para la valoración de startup

Métodos para la valoración de startup

con No hay comentarios

 

En esta entrada te contamos los errores que suelen cometer los emprendedores cuando escogen un método de valoración de sus startups, y además te proponemos una serie de métodos seleccionados para que puedas realizar esta valoración por ti mismo.

 

Normalmente las startups tienen un concepto equivocado de valoración y terminan usando la metodología aplicable a empresas consolidadas en el sector, las cuales ya tienen un modelo de negocio testado y una experiencia que no puede aplicarse a una startup de nueva creación.

 

Existen numerosos métodos para valorar empresas, sin embargo vamos a describir los 4 más comúnmente usados. El primero de ellos sería el Business Plan o Plan de Negocios que suele ser el más utilizado, pero realmente es la opción que mayores inconvenientes supone, ya que el hecho de que una startup presente números en un papel no supone garantías de conseguirlos, siendo la venta directa en el mercado real el único camino que podría aportar datos exactos del funcionamiento de la startup.

 

El siguiente método se denomina Flujos de Caja Descontados, que no es más que una presentación de la caja que es capaz de generar la startup actualizada a día de hoy gracias a una tasa de descuento. El principal problema de este método es que esta tasa incluye tanto la actualización normal del dinero como el riesgo asociado a tales flujos, riesgo que es muy difícil de cuantificar de forma objetiva.

 

Los Árboles de Probabilidad serían otro método de valoración de empresas consolidadas, en los que se asocia una posibilidad de ocurrencia a cada una de las situaciones propuestas por la startup. ¿Cual es su inconveniente? Exactamente el mismo que genera los Flujos de Caja Descontados y es que cada situación lleva intrínseca una tasa de descuento con riesgo incluido, difícil de determinar objetivamente hablando.

 

El último de los métodos que vamos a tratar es el de las Opciones, que consiste en otorgar un valor específico a empresas con alta tasa de incertidumbre, como por ejemplo las biotecnológicas. El ciclo básico sería de la siguiente manera: compro hoy una opción a través de un contrato que me permite venderla si lo deseo; y, si cuando llegue la fecha de fin de contrato sigo siendo el dueño de la opción, quedaré obligado a pagar el montante restante hasta completar la operación.

 

Estos serían los métodos más genéricos para realizar la valoración de empresas consolidadas, pero como hemos podido comprobar son de difícil aplicación a startup por los inconvenientes que hemos señalado, por ello pasamos a describir aquellos que consideramos deben ser usados por las startup en sus presentaciones, centrándonos fundamentalmente en tres tipos.

 

El primer método que vamos a analizar para valorar las startup, es el de Valoración por Referencia. A través de este método lo que se hace es una comparativa con empresas similares asociando variables concretas, como podría ser la facturación. La Valoración de Mercado entraría dentro de este método de Valoración por Referencia, y no es más que tomar el precio de una transacción de compra de una empresa que nos sirva como punto de referencia en el mercado, para aproximar el valor de la startup que nos están presentando.

 

Cuando se use este método hay que prestar mucha atención al momento y lugar donde se realiza la comparativa tanto de variables como de valor de mercado, ya que aspectos como la innovación o la cultura pueden distorsionar las conclusiones que obtenemos, por ejemplo si comparo una startup española con una startup que se compró hace más de 3 años en Dubai, deberemos reconocer que es muy probable que en España hoy tenga un valor muy diferente por variables específicas como por ejemplo la cultura o el tiempo.  

 

La segunda opción sería la valoración por Hitos (Objetivos). Si la startup es capaz de estructurar correctamente los hitos que presenta en la ronda de financiación, valorando cada uno de ellos económicamente, demostrando un compromiso de cumplimiento y marcando un tiempo de consecución, podrás invertir en cada ronda realizando una valoración mucho más exacta que con cualquier otro método, ya que estás comprobando por ti mismo de lo que es capaz la startup y de qué límites está encontrando en su crecimiento. Es en este punto donde aparece la figura del Jefe de Proyecto, que será el encargado de verificar el cumplimiento, tanto económico como temporal, de estos hitos conseguidos por la startup antes de acudir a ronda.

 

Finalmente el último método de valoración del que vamos a hablar es la Valoración por Negociación, que no es más que el acuerdo al que llegarás con la startup intentando aumentar el porcentaje de capital comprado, durante un período limitado en la startup, pero bajando el precio de la valoración.

 

Métodos de valoración para empresas consolidadas Métodos de valoración para startup
  • Business Plan
  • Flujos de Caja Descontados
  • Árboles de Decisión
  • Opciones
  • Valoración por Referencia
  • Valoración por Hitos
  • Valoración por Negociación

 

Nuestro consejo es que tras describirte cómo funcionan algunos de los método de valoración, seas tú como inversor quien escoja qué método es el que vas a usar para valorar las startup que te interesan, y que se lo hagas saber al emprendedor para que ambos miréis en la misma dirección.

Siguiendo José Luis Olmedo:

José Luis Olmedo es el autor del blog duwary.com. Economista, licenciado en Administración y Dirección de empresas, cuenta con una experiencia de más de 10 años en consultoría e internacionalización. Crea Duwary Business Angels, en coherencia con sus valores y principios, con un enfoque de contribución al éxito de la sociedad. Si te gusta lo que lees, no olvides seguirnos en las redes sociales para no perderte el más mínimo detalle.

¿Te gustaría seguir charlando? Encuentranos en Facebook, Twitter y Google+ y participa en todas nuestras conversaciones.